RESEÑAS CL.

18ª SESIÓN

Durante el seminario del pasado viernes dedicamos la primera parte de la sesión a comentar algunas dificultades que las profesionales asistentes nos habíamos encontrado en nuestras primeras experiencias como terapeutas. Decidimos dedicar algo más de tiempo a tratar un tema que nos suele plantear problemas a la mayoría de los profesionales que estamos empezando nuestra andadura, el tema del encuadre.

 

El encuadre es el continente de la psicoterapia, es el contexto, la situación o el ambiente donde se va a generar la psicoterapia y está formado por el espacio, el tiempo y otras condiciones físicas y ambientales. Es adecuado crear un contrato antes de iniciar el tratamiento donde queden plasmadas las condiciones de la psicoterapia o encuadre. El encuadre es parte de la psicoterapia, si el contenido de la misma pertenece al paciente y goza de total libertad, el continente es propiedad del terapeuta y no puede ser sobrepasado o la psicoterapia perdería su valor. El encuadre va a mantener la parte psicótica de la personalidad que se va a proyectar sobre él intentando transgredirlo y adueñarse del rol del terapeuta, por lo que debemos intentar que este no sea manipulado.

 

Tras esta primera parte improvisada en función de los intereses del grupo continuamos con el estudio del modelo bioniano sobre el funcionamiento de la mente. Este modelo queda unificado y cohesionado mediante una tabla que resume el funcionamiento mental y los procesos que se llevan a cabo en su desarrollo. La función del psicoterapeuta es formar una estructura organizada según el desarrollo mental fijado en la tabla en forma de categorías mentales. A diferencia del modelo freudiano, Bion da más importancia a las nuevas experiencias que, a través de vínculo, son capaces de movilizar los esquemas preexistentes y modificarlos. Estamos ante una psicoterapia relacional en la que la relación terapéutica provee al paciente de una nueva experiencia transformadora ayudándole a avanzar por las diferentes categorías del desarrollo mental y transformando sus comunicaciones afectivas, sensoriales y visuales en palabras. 

Escrita por Sara Moscardó

INDE en las redes sociales